Carlos Alberto Uclés

 

jjujsusjusjsu

 

Biografía

Nació en Tegucigalpa el 5 de Agosto de 1854, de noble tronco y emparentado cercanamente por la sangre con don Marco Aurelio Soto y con don Ramón Rosa. Falleció en Tegucigalpa el 15 de Enero de 1942.

Sus padres fueron don Martín Uclés y doña Roberta Soto

Don Carlos Alberto Uclés es uno de los exponentes más fulgurosos de nuestra literatura. Su vida no sufrió jamás los vaivenes de la incertidumbre, ni fue acosado nunca por la miseria. Nació, vivió y murió gran señor.

Se graduó Doctor en Derecho de la Universidad de Guatemala y regresó a Tegucigalpa, allá por el año de 80, cuando se legislaba y se reformaba al son de las liras endomingadas, y cuando Valle de Ángeles era el Petit Trianon de los escogidos.

Ninguno de los eminentes varones que formaron en los tercios del magnífico Marco Aurelio, había cumplido los cuarenta años, por lo que se puede afirmar, sin hipérbole, que las bases de la República fueron fijadas por las manos de una gloriosa muchachada.

En este ambiente de reformas y aristocratizaste, el Doctor Uclés, como un árbol temprano, se alzó lleno de lozanía, floreció y cuajó el pulposo fruto. Eran los años del Romanticismo y nuestros poetas templaban sus liras según Musset, Víctor Hugo, Byron, Heine y Espronceda. Nuestro poeta, como un provenzal, hilvanó sus canciones y bordó madrigales y repujó sus castellanísimos romances Pero el rebuscamiento acabó por ahogar sus afanes líricos, dejándonos de él nada más que el orador y el político.

 

Desempeños

  • Fue Diputado a la asamblea que dictó la Constitución Política.
  • Ha sido Diputado a varios congresos ordinarios y profesor en la universidad.
  • Diputado en Tegucigalpa nombrado por la comisión del Doctor don Policarpo Bonilla, para reformar la legislación.
  • En 1980 fundó en Tegucigalpa con don José Antonio López el periódico La Prensa, y en 1985 fue Director del Diario de las Sesiones.
  • El Doctor Uclés individuo correspondiente de la Academia de Jurisprudencia y Legislación de Madrid y de la Sociedad de Geografía de Lima.
  • En 1989 viajó por Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia y España.
  • El doctor Uclés ha escrito mucho en prosa y en verso; pero muy descontento arrojó al fuego la mayor parte de sus manuscritos, lo que constituye una sensible pérdida para nuestra literatura.
  • Fue rector de la Universidad Nacional de Honduras desde 1915 a 1917 y
  • de nuevo dirigió la máxima casa de estudios en 1920.
  • En el poder Ejecutivo se desempeñó como Secretario de Relaciones Exteriores en 1922.
  • Magistrado Presidente de la Corte Suprema de Justicia.
  • Miembro de la Comisión Redactora de la Legislación de 1880.
  • Diputado a la Asamblea Constituyente de 1880.
  • Magistrado de la Corte Centroamericana de Justicia con sede en Cartago.

 

Escribió sobre las Instituciones confesando que no han brillado mucho en estos países de Centro América, y es que las verdaderas instituciones están más bien en las costumbres que en las leyes. Es evidente que solo un constitucionalismo regular puede dar tranquilidad y asegurar el progreso constante en estos países.

Las pequeñas repúblicas de la América Central han alcanzado ya un grado de cultura que les permite gobernarse por sí mismas. Menos difundida estaba la instrucción popular en la época de la unión, y no obstante, entonces había instituciones, porque predominaba el buen sentido, mientras que ahora solo queda una apariencia, porque nos van faltando aquellas virtudes Cívicas que mantienen a los pueblos en el derecho. Habla también de la indiferencia en política de parte de los hombres de bien o ilustrados, ha retardado esta obra, y expuesto nuestras constituciones a que sean violadas de mil modos, no solo por el poder gubernamental sino también por el legislativo y el jurídico. Contribuye también a este resultado la ausencia de todo sentimiento de solidaridad en los ciudadanos, que olvidan que el derecho es un patrimonio común que deben unidos defender.

Pocos años antes de morir, el Doctor Uclés recopiló y publicó su obra en dos volúmenes, tanto en verso como en prosa. Toda esta poesía está saturada de romanticismo:

 

La Noche Buena

 ! Ay! Jamás lo olvidaré. Era una noche azul. La campana de la torre dio la oración. Yo estaba inquieto. Los pitos de agua y tamboriles anunciaban una gran fiesta. Toda la gente estaba en las calles, llenas de alegría y de música; y me parecían muy felices los muchachos que pasaban cantando:

“Esta noche es noche buena,
Y no es noche de dormir…”

Un pájaro me aleteaba también en el corazón.

Cosa de hadas se me fingió tu nacimiento. El Niño sonreía en su cuna, velado por la Virgen. Casitas suizas, soldados de plomo, inditos de Guatemala; era un mundo en miniatura. Los tres reyes magos venían por Buenavista, trayendo de Oriente diamantes y perlas.

En la primavera, tú cogías mariposas, que me prendías con alfileres, y yo cortaba rosas, con que te hacía ramilletes. Después, éstas se marchitaron y aquéllas se murieron. Sólo quedaba el Colegio triste, allá muy lejos. Enfermé de nostalgia, y me volví a mi playa, cual una golondrina a su nido.

Cuando entré a tu salita, todo era luz y armonía. El frío invernal era en ella tibio ambiente, y la conversación se animaba con el vino. Los jóvenes perfumados cortejaban a las niñas brillantes. Toda la familia estaba en el hogar: la mamá y la abuelita, el perro Mustafá y la gata Mistrís. Y no faltaban el lorito de Puerto Rico y el primo de marras.

¿Te acuerdas? Tú cantaste en el piano una romanza:

“Sentada al pie de un sauce.”

Como una flor de lis, parecías de rocío y aurora. Tus compañeras jugaban juegos de prendas, todavía. En un rincón, un viejo criado divertía a los pequeñuelos con cuentos de Navidad o de “Las Mil y una Noches.”

A las doce, la alegría estalló: era la hora de los buñuelos. Tú estabas pensativa, y yo pensaba en ti. Un momento quedamos a solas, tomé tu mano entre las mías, y mirándome en tus ojos, te dije: Yo te amo. Cuando tú me contestaste: ¿Por qué me lo preguntas? —palpitó una estrella, y se estremecieron las violetas.

¿Quién me diera tornar a tus plantas?

La misa del gallo, la dijo el buen cura en la Parroquia. Y luego me dormí, entre sueños de oro. Por ti me olvidé de la Huerta del Bosque y la lechería del Molino, de aquellos pastorcitos de yeso, que se estaban quietos, y de aquellas muñecas de biscuit, que bailaban. Y, con cosas ideales, me formé un lindo alcázar de amor.

Entonces Christmas me dio sus dulces, y Noel su monedita reluciente. Después, una tarde en el mar, el viento se llevó tus ilusiones, como hojas secas.

¿Te acuerdas? Cuando volví de aquel país, —” ¿Conoces el país donde florece el naranjo?”— era también la Nochebuena. Pero un ave negra batía sus alas en el cielo.

Y ¡qué pálida estabas! ¡Habían pasado tantos años!…

Mustafá y Mistrís, mis pobres amigos, ya no existían. Quedaba solamente el primo de marras.

¡Ay, Dios mío! Cuando las rosas se mueren en el alma, ¿por qué no nacen en el cuerpo las margaritas? En este escrito Carlos Uclés expresa su entusiasmo y alegría por la navidad, porque resalta varias frases refiriéndose a ella, también destaca lo romántico ya que menciona el romance de una pareja en noche buena.

En este escrito Carlos Uclés expresa su entusiasmo y alegría por la navidad, porque resalta varias frases refiriéndose a ella, también destaca lo romántico ya que menciona el romance de una pareja en noche buena.          

Apuntes

Publicó  sobre la legislación penal de Honduras para la ‘Legislación Penal Comparada’.

  • El código Penal de esta República fue promulgado por el Presidente don Marco Aurelio Soto, el 27 de agosto de 1880 este comprende los delitos graves, simples delitos y faltas, regidos por una serie de normas.
  • El código Penal Militar fue también promulgado por el Presidente Soto, comprende solo los delitos militares: traición, espionaje, enganche; delitos contra el servicio; desobediencia, revuelta, motín e insubordinación etc.
  • El Código de Aduanas, que data de 1882, aunque contiene sanciones penales, no es propiamente una ley penal
  • La ley de Contrabando y defraudaciones fiscales data de 1888.

El proyecto de Código Militar está también redactándose por don Rafael Alvarado y Don Dionisio Gutiérrez. Los nuevos Códigos hondureños comenzarán a regir, probablemente el 15 de septiembre, de 1897, aniversario de la independencia.

 

Tegucigalpa 15 de mayo de 1896.

CARLOS ALBERTO UCLES, BEBIENDO EL TE DEL ATARDECER, TEGUCIGALPA, 1923.

huuhsushsu

 

Esta extraordinaria foto, ya corroída por el tiempo, nos muestra la elegancia y el decoro de una época. En ella, Carlos Alberto Uclés, sentado en el extremo izquierdo, escritor, pensador y Ministro de Relaciones Exteriores, disfruta de una velada en compañía de varias damas y caballeros, que visten con el aplomo y esplendor exigidos por entonces. Entre ellas, está su esposa, Rosalía Salgado de Lozano. En amena tertulia, conversan y beben té en el atardecer capitalino de Tegucigalpa. A su lado y de pie, el intelectual Edmundo Lozano Águiluz,  Secretario Privado del General López Gutiérrez, Presidente de entonces. Tiempos nostálgicos de la intelectualidad hondureña del ayer.

Identidad del Autor

  • En primer lugar la hondureñidad está presente desde el solo hecho de redactar un artículo legislativo para la nación, para Honduras, podemos apreciar esa creación de cada uno de ellos desde el punto de vista que toma en cuenta las necesidades del país, aquellas carencias vistas por él, y que servirán para provecho de Honduras.
  • La solidaridad que tuvo con el pueblo hondureño.
  • La Migración ya que realizó sus estudios en la universidad de Guatemala.

 

Bibliografía

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Rómulo_Ernesto_Durón

nacerenhonduras.com/2013/12/carlos-alberto-ucles.html.

Rómulo E. Durón. Honduras Literaria. Tomo II

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s