Juan Pablo Wainwright

Nació en Santa Bárbara (1894), de padre inglés y madre hondureña, murió en Guatemala (1932) Mide cinco pies y seis pulgadas, sus ojos son café y su pelo es negro, su cara y su frente son redondas y tiene un tatuaje en el brazo derecho. Ericka Rheinbolt lo recordaba como una de las personas más encantadoras que había conocido en su vida, solo superada por Presentación Centeno.
Vagabundo adolescente, caza-ballenas en Alaska, solitario entre glaciares, ratero en California, aserrador, condecorado heroicamente en la estúpida guerra mundial, marino en África y Oriente, huelguista entre campeños y ferrocarrileros de Honduras: reprimido, golpeado, encarcelado junto a otro incómodo rebelde, Juan Cálix Herrera, sedicioso enemigo de la UFCo., que procura eliminarlo, fugado milagrosamente de la fortaleza en Omoa, cae ––a escasos días de ser sacrificado Farabundo Martí–– bajo las balas guatemalenses sin que el sueño desaparezca cuando sucumbe. Como su epónimo morazánico pudo gritar que su amor a Centroamérica moría con él… Historias de este terruño que debemos aprender a querer. (Escoto, 2014)

1. Hijo de padre inglés y madre santabarbarense

Sus padres se casaron el 15 de noviembre de 1889. La ofició el párroco Leonardo Vigil y los padrinos fueron el presidente de la República, Luis Bográn y la señora Adela Zelaya. Si Juan Pablo hubiese querido dedicarse a la vida política desde una visión menos revolucionaría, habría tenido el camino expedito para poder conseguir sus objetivos.
Sus padres se trasladaron a Cobán Guatemala debido a una enfermedad crónica que padecía su padre. Cinco años después de que sus padres regresan a Honduras, muere Carlota Nuila, cuando apenas tenía él diez años. Ella murió muy posiblemente víctima del alcoholismo, la cual desarrolló a través de su mismo esposo, según el relato de la hija. El recuerdo más recurrente de su madre, es de ella y el alcoholismo.
Su primera salida del país fue en 1906, cuando tenía apenas trece años. Según su hija Silvia y su hermana Delia salió de Honduras en 1906 porque su padre, Alfredo lo envió a estudiar a Massachusets, donde vivía sus dos tías paternas.
“y así se embarcó con destino a los Estados Unidos. Allí completó su educación secundaria y su inglés mejoró al extremo de que Juan Pablo pasó a ser John Paul (seudónimo que usaría para escribir) por lo menos en su ambiente familiar.
Posteriormente viajó a Inglaterra acompañado de su tía Etta, donde aprovechó para estudiar administración de negocios. Pero ya se le había entronizado su afición por viajar. Volvió a los Estados Unidos, se estableció una temporada en San Francisco California, pasó penurias. Después de la Feria Mundial que tuvo lugar en esa ciudad, Juan Pablo volvió a sentir el aguijón de las aventuras. Viajó al Canadá. Había ya comenzado la gran guerra en 1914 y como súbdito inglés fue bienvenido como voluntario en el ejército de su Majestad Británica. Volvió a Europa como soldado de línea. Se destacó por su valor, le confirieron varias medallas y fue ascendido primero a sargento y luego al terminar la guerra fue licenciado con el grado de teniente” (Villars, 2010)

2. Sus primeros años en Estados Unidos

Le escribe a su padre:
“Papá: Hoy fui a YMCA y soy miembro. Tengo un nuevo bate y una nueva pelota, y un guante. En todo costó $7 porque eran buenas, ¿Cuándo me vas a comprar una bicicleta? Solo quiero la promesa y puedo esperar. John”
Aprende a jugar béisbol y se une a la YMCA, una organización de jóvenes cristianos dedicada al mejoramiento de la condición física, que tenía mucha influencia en los Estados Unidos. El Juan y el John varían constantemente. Es en estos momentos en que forja su identidad bicultural y genera el hábito de la lectura, ayudado esto por la ausencia de la figura paterna en el hogar. Los intercambios de postales son muchos, como lo seguirían siendo el resto de su vida, incluso estando preso en San Pedro Sula.

Dear Papa, I have been in Seatle a week. I am working but not on steady job. Am sending you post cards often, but will not write until I am. Your loving son, John.

8 de junio de 1913

La anterior tarjeta postal fue enviada a su padre y recomendada al cónsul inglés en Honduras. Comenzó a realizar por esos días muy posiblemente sus primeros trabajos como intérprete. Es posible que para esas alturas sus ideas políticas estuvieran relacionadas estrechamente con el anarquismo. Se dice que estuvo involucrado en la Indistrial World Workers ( organización anarquista de trabajadores fundada en 1905 ) En San Francisco adonde se traslada por segunda vez, trabajó como mozo en el servicio de un hotel.
Allí llega un momento fatal en el que la tentación lo vence y se apropia de fondos de una caja de hierro que encontrara abierta. Con trescientos dólares sustraídos huye hacia la frontera de México y se contrata como trabajador de una mina de carbón, y allá lo identifica y captura un detective. Conducido a San Francisco, se le procesa por el delito cometido, pero su juventud es eximente y es puesto en libertad al amaro de “Law of probation” ley que se aplica a los muchachos y que los libra de la condena al no haber pruebas contundentes.

El 14 de mayo de 1918, el servicio de Inmigración del Departamento del Trabajo de los Estados Unidos le extiende en Portland, Maine, una tarjeta que lo identifica como marinero. Tiene entonces 24 años. Se mueve por esos años en San Francisco, Massachusets, Philadelfia.

¿Qué lo condujo a los horrores de las Primera Guerra Mundial? Lo tocó posiblemente la fuerza de la sangre y su espíritu de aventura hizo el resto. Toma parte en muchas acciones y por su valor y bravura es ascendido a sargento, condecorado con medallas de oro y plata.
Regresa de Inglaterra en 1919 y llega a El Salvador, a Santa Rosa de Lima, donde trabaja su padre, el 11 de febrero de 1920. Antes de regresar obtiene un pasaporte inglés que lo acredita como ciudadano británico poa nacimiento. El pasaporte señala que su profesión y ocupación es intérprete.

3. De regreso a Honduras.

La quietud en la rural casona de su padre en Santa Rosa de Lima, donde ni siquiera radio había, contrastó obviamente con la inquietud y el espíritu aventurero de Juan Pablo. Regresó a Estados Unidos en 1920. Vive la contradicción de sentirse un extraño y solitario entre rascacielos, carreteras infinitas, fábricas. Partió a Alaska, no en busca de oro como lo hiciera su padre en los yacimientos de Santa Bárbara sino en un barco pesquero. Pasó penurias, se enroló como marino mercante, África, Oriente, el Caribe , fueron sus destinos.
Cansado de conocer el mundo, dispone regresar a Honduras entre 1922 y 1923. Llegó a Trujillo para ayudarle a su padre en las labores de la Railroad Company y además daba clases privadas de inglés y español; de español a empleados americanos y de inglés a los hondureños. Se quedó trabajando en el Coroncito en Colón y después de fue a vivir a El Salvador donde abrió una tienda y conoció a Fema, su primera esposa.
En su vuelta a Honduras en cuando se une a los movimientos de izquierda de Honduras, hasta ese momento no había más que simpatizado. Para ferrocarriles con un silbato en la costa norte de Honduras para repartir panfletos comunistas a los trabajadores.
En julio 1931 , se escapa de un tren y cerca del Castillo de San Fernando en Omoa, y es así el primer preso político en escaparse de prisión. Huyó a Guatemala y se une al clandestino partido comunista de Guatemala.

4. Sobre sus actividades comerciales y su vida amorosa

En el horizonte de su vida amorosa sobresale la huella de tres mujeres con identidades disímiles. La más clara y conocida es de la salvadoreña, María Eufemia Durán, la madre de Elena y Silvia, sus “adoradas inditas” como él las llamaba. La más borrosa es la de la guatemalteca Laurita Nuila, su prima hermana, hija de su tío Miguel Ángel Nuila. Le tercera es Gwdoline Bynoe, cuidadana de Barbados, madre de su primer hijo, William Paul Wainwright.
A Fema la conoció en El Salvador, una vez que se estableció allí en 1925, luego de haber salido de Honduras. En San Salvador abrió un negocio, Wainwrght y Cia, muy próspero a juzgar por el hecho de que tenía 4 empleados, dos hombres y dos mujeres, y por el trabajo publicitario con el que era dado a conocer.
A mediados de 1928 se vio obligado a salir de San Salvador. El gobierno del presidente Pío Romero le dio un ultimátum de cuarenta y ocho horas para abandonar el país por razones políticas. Fema se va con él, con el permiso concedido de la mamá de Fema , solamente por el hecho de que los acompañaba el papá de Juan.
Fema y Juan se llevaban muy bien. Él no era enamorado (a pesar de ser todo un aventurero) Vivieron durante un lapso en la 9na avenida y 3era calle, donde después estaría el cine Variedades. Abre un negocio en San Pedro Sula, llamado Hondusal, acrónimo de Honduras y El Salvador, se vendía tabacos, dulces y refrescos embotellados por él mismo, su padre le había dado la receta.. “Virginia Punch” y “Orange Quench” eran los sabores.
También se dedicó a la publicidad, distribuyó calendarios, abanicos, secantes, etc.
Se identificó por ser un hombre de negocios. Sus frecuentes viajes de negocios a Guatemala explican las ausencias en lado reuniones el partido comunista de Honduras. Aunque esos viajes de negocio eran de alguna manera viajes también de política, allí en esos viajes comenzó la relación con el partico comunista de Honduras.

5. Bolchevique, agitador de los campos bananeros hondureños

Se le apresa por repartir hojas sueltas durante la “cacería roja”
Tela 24 de junio de 1930
Queridos camaradas, aquí envíoles 200 boletines. Distribúyanlo en los campos donde mejor provecho hagan. Han sido capturados y llevados a Yoro los siguientes.: Manuel Cáliz Herrera. José Antonio Trujillo, Miguel Ángel Ordóñez, Fernando Cañas, José Renderos, todos por el delito de organizar trabajadores en sindicatos. No fallen de comunicarnos noticias a San Pedro Sula. Han causado fuerte impresión los manifiestos escritos por ustedes. J.

Por los 200 boletines mencionados fue atrapado en San Pedro Sula, después que sus camaradas. Era el primer publicado por la FSH.
El mensaje era claro, el gobierno de Mejía Colindres jamás brindaría ayuda a todos los obreros, así que no quedaba más opción que revelarse, no quedaba más opción que oponerse a la bestia extranjera, aprestándolos a organizarse en una Huelga General.
Reinvindicaciones pedidas en la época:
a. Abolición al trabajo a destajo
b. Jornada de 8 horas
c. Salario mínimo de 5 pesos por día.
d. Casa de madera
e. Hospital gratuito para los trabajadores y familias
f. Quitar a los caporales que se han hecho odiosos y déspotas
g. Entre otras que más tarde se darían a conocer.

En ese mismo año, 1930 continúa la “Cacería Roja”. Cerca de la Navidad fue de nuevo encarcelado, al mismo tiempo que se allanan las instalaciones del sindicato de obreros. Se le seguía proceso por “deserción militar” , ya que no existía otro pretexto para justificar su encarcelamiento. Es por esa razón que en enero de 1931, el gobierno crea una ley anticomunista, la cual reza que ser comunista será contemplado como un crimen dentro de la categoría de asociación ilícita, llenando así el vacío legal existente para la persecución de los comunistas en Honduras. La ley rezaba así:
1. Considerando que la acción comunista se dirige contra la forma de Gobierno de la República constituyendo una amenaza para las instituciones democráticas, cuya defensa le incumbe al estado.
2. Considerando que el Gobierno carece de medios legales expeditos para la represión comunista que se ha iniciado en el país como una consecuencia de la expansión el régimen de Rusia.
3. Considerando que el código penal no incluye concretamente una sanción para la delincuencia que resulta de la acción comunista.
Escribe JPW a Fema días después, en la primera quincena de enero:

Esta tarde me leyeron la sentencia de diez meses y nueve días de prisión que he de cumplir en esta cárcel. No se impresione por eso. Cuénteles la noticia a mis amigos y parientes. Venga el domingo lo más temprano posible, a las ocho si puede, para que estemos juntos en mayor tiempo posible. Le repito no se aflija.
Suyo, Juan.”

Diario El Norte de San Pedro Sula, aboga por la libertad de JPW.
Se puede denotar en la correspondencia de estos días presos en Omoa , un Juan amoroso, tierno, cercano, amigable y entregado a las personas.
Se escapa, pero no sin antes contraer tuberculosis y mazmorras, se fuga distrayendo en la lectura a los cuatro guardias que lo custodiaban. Sucede el 2 de julio de 1931, según sus propias declaraciones al Tribunal de Guerra Guatemalteco.
En Guatemala se une al partido comunista y luego es apresado de nuevo. Donde protagoniza uno de los episodios más curiosos de su vida. Se atrevió a escupir en la cara al presidente dictador de Guatemala Ubico. En la celda número 13.
– ¿Qué tiene que declararme? – dijo Ubico
– Lo he mandado a llamar para decirle que es usted un miserable, un verdugo y una bestia humana. – después le escupió la cara.
Ubico lo cruza a latigazos, y casi ultimado a palos lo libera una bala misericorde. Vivió y murió como un hombre. Aunque Oquelí pone en duda este hecho, no porque JPW no lo hubiera hecho, sino porque Ubico realmente no se habría arriesgado a quedar solo con Juan en la celda.
Para estos días su familia se había instalado en El Salvador, y mantiene una larga y continua correspondencia. Su captura en tierras chapinas se da en el contexto de la desarticulación del “complot comunista” que era el bloque del PCG en el que llegó a ejercer mucha influencia. Se dio el 7 de enero de 1932. Días después es condenado a pena de muerte por ser comunista.
Horas antes de cumplir su condena JPW intenta suicidarse y escribe en la pared con su propia sangre: “VIVA LA INTERNACIONAL COMUNISTA”, pero es asistido por un doctor y los guardias y le salvan la vida ( irónicamente).
La condena de pena de muerte es suspendida a todos por el mismo general Ubico, ante la felicidad de los familiares de los condenados a muerte que gritan “Viva el General Ubico”. Entre los nombres de los indultados no figuraba del que según la sentencia fue el que instigó a los demás a unirse al partido comunista, y accionar en contra de los intereses el Gobierno de Guatemala, aparecía todos los nombres menos el del hondureño Juan Pablo Wainwright.
JPW fue fusilado brutalmente en su celda después de abofetear al presidente Ubico. El cuerpo quedó totalmente despedazado. Él se responsabilizó frente a sus camaradas de las hojas sueltas que se repartieron, quizá para salvaguardar sus vidas, un ejemplo de un hondureño entregado a sus compañeros y a una causa totalmente válida.
a. Versión oficial sobre su ejecución y entierro en el Cementerio General.

“Hoy a las cuatro en punto de la tarde fue pasado por armas el más temible de los cabecillas comunistas, el reo Juan Pablo Wainwright, a quien el Señor Presidente de la República denegó la gracia solicitada por considerar que era el factor principal de la acción comunista de Guatemala”

Guatemala 18 de febrero de 1932.
Se puede deducir que fue una ejecución más personal, ya que en realidad no fue JWP ni el más temible comunista, ni el autor, ni el instigador, había otros, caso de Obando quien era el autor intelectual.

6. Su obra

Hellen Umaña incluso “Doctor General” en su Panorama crítico del cuento hondureño y observa que con habilidad Juan Pablo Wainwright realiza una ingeniosa crítica al militarismo, imperante en esa época. La autora también señala que desarrolla su narración con un discreto humorismo y evidente ironía. Es quizá posible afirmar que “Doctor” General no es ficción pura, sino el desarrollo ficcional de una experiencia real vivida en uno de los regresos a Honduras desde Panamá. Eso de adjudicarse el título de doctor para pasar de tercera a primera clase en tan larga travesía de un barco requiere menos ingenio y menos osadía que la vez que en Alaska cuando absolvió de sus pecados a un hombre compungido que lo confundió con un sacerdote.
El cuento fue firmado con el seudónimo de Juan Rayo, que era una manera particular de mal pronunciar su apellido por los hablantes de la lengua española. La combinación según Villars no es solamente fonética, sino que es también semántica.
Fue el ingenio, también de escritor, que le permitió a Juan Pablo subirse a muchos barcos como si tuvieses pase de primera clase para cada uno de ellos.

También fundó un diario. “La Rueda”, que lógicamente apoyaba las ideas comunistas en Honduras, se sabe poco de él, apenas un historiador sampedrano en 1935 hace la referencia.
Dice Perfecto Bobadilla sobre “La Rueda”:
“Por este tiempo (1928) JPW fundó un semanario de índole comunista radical. Como toda doctrina nueva tiene sus admiradores y también sus detractores, aquel periódico circuló entre los miembros del obrerismo, pero duró poco porque el director obtuvo una prohibición, y luego optó por salir del país para radicarse en Guatemala, donde al poco tiempo cayó preso, y al seguir las investigaciones se le consideró culpable de movimientos comunistas y fue pasado por armas.
Dice Oquelí:
Desafortunadamente, las figuras históricas que nos pertenecen, las guías de la lucha popular, desgraciadamente han sido olvidadas por varias razones: algunos familiares han destruido sus papeles. Por ejemplo de Wainwrght no se concoe “La Rueda”, periódico que editó y que salieron en San Pedro Sula 32 números.
Dentro del Boletín 1, en el que participaba JPW se puede hallar la siguiente consigna, popular en la época.
Jamás hubo sicario ni verdugo.
Que lograse callar con obras locas,
el verbo libre de rebeldes bocas.
Hombres que a presidio van,
con frente altiva y cantando,
cuando salgan cantarán,
y continuarán luchando.

7. El ambiente político social de la época.

Para Juan Rayo, que protagonizó su circunstancia revolucionaria (entre 1920 y 1932) la posibilidad de que su doctrina consiguiera éxito e implantara un Estado comunista en Centroamérica era absolutamente nula, a pesar del miedo intenso que sus activistas provocaban en los gobiernos locales y en la inteligencia norteamericana.
Según estudiosos de los movimientos políticos del istmo, ninguna otra ideología provocó durante 70 años tanto apego, euforia y dedicación como lo logró el marxismo desde el triunfo de su subversión en Rusia, en 1917, y luego tras la constitución del Soviet leninista. Era Ubico en Guatemala, Martínez en El Salvador y Carías en Honduras, una articulación tarantulezca en la cual Juan Pablo no tenía posibilidad.

Científicos sociales de importancia (Tarracena, Obando, Graciela García, Tomás Erazo) le dedican interesantes páginas pero no dejan de reconocer que la gesta revolucionaria carecía de promesa de felicidad: el capitalismo de la Centroamérica de 1920 no era el mismo europeo sino enclave frutero, expolio y colonización, y por ende carecía de proletarios. Y sin proletarios ni campesinos organizados era imposible la gesta comunista. Para prepararlos en esa lucha el Comintern desde Moscú, y luego Socorro Rojo desde NY, enviaban agentes especialmente comisionados para subvertir y formar cuadros, algunos de los cuales como el gringo Rosalío Blackwell (alias Negrete) o Esteban Pavletich (peruano que luego se sumó a Sandino) y el cubano Julio Antonio Mella, cofundaron al intimidante Partida comunista de Centroamérica (PCCA) . Wainwright (alias Nicolás Guerra), que provenía de padre inglés y cómoda familia hondureña, abandonó esposa, hijos, hogar y negocio (los tuvo prósperos en SPS y San Salvador) para enllamarse en ese fuego rotundo y singular que calcina a ciertos hombres cíclicos por dentro sin proponérselo, sin resistencia ni abandono, y que es el sueño emérito de la revolución. (Escoto, 2014)

8. Algunas valoraciones de identidad nacional

Es un personaje único que, entregado a una, dio la vida no por una idea, sino por los campesinos, los obreros, los pobres. Lo hizo de manera romántica –en el sentido literario de la palabra- por una parte pero por otra muy concreta y seria.
Revisar su vida es conocer la historia de Honduras, no se puede observar sus hechos fuere de un mundo político, del mundo político de los años 30 de Honduras.
Recuerda en algunos tramos de su historia a la figura de Morazán, porque JPW no ve a Honduras como una isla, sino unido a una integralidad centroamericana, en su caso dirigido no por las ansias de la federación sino por las ansias de un sistema.
Aunque como escritor escribe apenas un par de cuentos, desarrolla de gran manera el género epistolar al intercambiar cartas con sus familiares, camaradas y escritores. Son cartas llenas de pureza de ideología, de sensibilidad, de sinceridad. Para sus camaradas siempre tenía presente la idea de la revolución de la lucha, aunque como dijera Julio Escoto no tenía ninguna posibilidad.

Escribe María Eugenia Ramos un poema al respecto:

Cuando se vuelva a escribir la historia,
habrá que hablar,
además de las revueltas indígenas,
del hombre cuya ternura y filosofía
lo obligaron a ser preciso y duro
terminante como su apellido
Morazán
y contar como Juan Pablo Wainwright
logró escapar de Omoa,
para mostrar un día su fantasma
como un niño travieso,
ante los temerosos cancilleres. .

Escribió Medardo Mejía escribió:

EL MÍTICO DÚO

Gabriel, Cornelita,
Catalina, Lucrecio, oíd la historia,
De Juan Pablo y Manuel

Ellos no crearon lo que ya estaba creado,
Tampoco dieron nombre a cosas nombradas,
Simplemente vieron la relación de los hechos,
Con los vocablos de su designación.

Aquí en Honduras repitieron un canto ya cantado,
Pero fueron los primeros en cantarlo,
A dúo, balo el eterno sol maya tolteca,
Frente al eterno mar de los descubridores

Por eso después que han muerto,
Después que han pasado tantos años,
Buscadlos de noche en los signos de la primavera
En el zodiaco.

Y miradlos alagres,
El uno al lado del otro,
Como dos niños al borde de un alto río,
En la constelación de Géminis.

Bibliografía 

Escoto, J. (7 de abri de 2014). Juan Rayo . El Heraldo.

Villars, R. (2010). Lealtad y Rebeldía . Tegucigalpa : Guaymuras .

Por Josué Ramón Álvarez

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s