Ángel Porfirio Sánchez

Vida

Nació en San Juancito, Francisco Morazán el 27 de septiembre de 1915 .Medico, cuentista y novelista.

Realizó estudios de Medicina en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, egresando en 1946 y especializándose posteriormente en EE.UU. y España.

Contrajo matrimonio con la señora Elba Esther Sánchez Padilla y procrearon los siguientes hijos: Ana Francisca, Ángel Porfirio, Lourdes Lissete y Sergio Javier.

Fue asiduo colaborador de las revistas “Surcos” y “Tegucigalpa”, ya desaparecidas.

Murió en Tegucigalpa, el 3 de octubre de 1992.  (77 años)

Obras literarias

  • Cuento

Senderos (1952).

  • Novelas

Ambrosio Pérez (1960)

,

Senderos. Para el autor naco de la observación de hechos e historias imaginarias o reales que flotaban en el ambiente y que nos impulsaron a escribir algo que ayudara a corregir algunas cosas y a elevar el nivel cultural de nuestro pueblo.

El contenido de senderos es una serie  de relatos que retratan costumbres, hábitos, creencias, supersticiones y la condición particular del valor del ser humano como tal. Los recursos técnicos son: el idioma español, la investigación acuciosa y la observación de la esencia de los pueblos, análisis y retrato del ambiente ( vivienda, medios y sitios de trabajo, alimentación, escolaridad, vestuario, etc.) y el estudio directo del hablar campesino.

Ambrosio Pérez. Novela (1960). De esta obra dijo Manuel Salinas: “Puede considerarse la máxima presentación del indigenismo hondureño… su temática central la constituye la explotación de los indios Payas en los centros madereros olanchanos en la década del 40”.

 

Helen Umaña- En el panorama general de la novelística en Honduras dijo: “como en toda Latinoamérica, la inquietud por dilucidar el ser nacional ha sido fecunda. Sus manifestaciones son amplias y caminan a lo largo del siglo recién finalizado. La preocupación indigenista en Ángel Porfirio Sánchez” (Ambrosio Pérez, 1960).

Movimiento literario

En Honduras, variantes del regionalismo se siguieron manifestando más acá de la segunda mitad del siglo XX.

     La razón la da Manuel Salinas Paguada cuando habla de la narrativa criollista determinada por el carácter agrario y feudal de nuestra economía, que determina la máxima concentración de la población campesina en las zonas rurales donde impera una oligarquía terrateniente en posesión de las tierras cultivables.

 

Bibliografía

http://hondurasensusmanos.com/index.php/section-blog/424-anales-historicos/11941-cr%C3%B3nicas-centenarias-1915-2015.html

http://nacerenhonduras.com/2012/02/panorama-general-de-la-novelistica.html

http://mickyandoniehn.com/leahonduras/index.php?option=com_content&view=article&id=247&Itemid=1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s