Antonio José Rivas

11909891_722043261256901_1164596680_nBiografía


Antonio José Rivas Aguiluz nació en la ciudad de Comayagua el 4 de septiembre de 1924. Sus padres fueron Anselmo Rivas G. E Inés Aguiluz Rivas. Su padre cumplía labores diplomáticas en Honduras cuando él nació.

Realizó sus estudios superiores en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, en la Universidad de Nicaragua y en el Instituto Superior de Ciencias Físicas y Matemáticas del Colegio Centroamérica, En Granada, Nicaragua. Fue un destacado docente de las Matemáticas y la Física tanto en Granada como en el Instituto León Alvarado de su ciudad natal. Fue profesor en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Así mismo, impartió la cátedra de Español en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

En el campo periodístico de desempeño como redactor de Diario Excelsior en León, Nicaragua; como jefe de redacción de Diario El Cronista en León, y como redactor de Diario El Cronista en Tegucigalpa.

Por su labor poética recibió numerosos homenajes y distinciones dentro de las que destacan:

  • Primer premio de poesía (Flor Natural) en los juegos florales de León, Nicaragua, 1950.
  • Segundo premio de poesía en el Concurso Literario del Club Rotario de Tegucigalpa, 1964.
  • Premio de poesía “Hispanidad”, España (1968).
  • “Premio Ramón Amaya Amador”,  Tegucigalpa, Honduras, 1974.
  • “Premio Nacional de Literatura Ramón Rosa”, Honduras 1983.
  • “Premio Nacional Poeta Metafísico”.
  • “Calavera de Plata”, España.

Diferentes instituciones sociales, educativas y gubernamentales reconocieron su aporte invaluable a la cultura nacional a través de números homenajes. La corporación municipal de Comayagua, por ejemplo, creo un premio periodístico con el nombre de Antonio José Rivas, y la Biblioteca Municipal de Comayagua también fue bautizada con su nombre.

En 1964 se edito por primera vez Mitad de mi silencio, la cual fue reeditada en 1987. Dejo preparadas dos obras inéditas: El interior de la sangre y El agua de la víspera, ambas publicadas posteriormente por la Editorial Guaymuras.

Dentro de una entrevista realizada al poeta en la década de los 60s, este afirmaba que:

“nunca he sido partidario el hermetismo absoluto y general, sencillamente porque la obscuridad no siempre hechiza y porque he logrado palpar la necesidad actual del que la poesía sea menos incomunicativa”.

“el hermetismo, la obscuridad, a veces nacen voluntariamente, por así decirlo, de las metáforas de algunos de mis poemas”.

“A la presente dicha preferencia, el soneto, esta compartida por el verso blanco Debo manifestar que comencé escribiendo sonetos porque los he considerado como una escuela de rigor y disciplina para el que se inicia en las faenas poéticas y además pertenece al patrimonio de nuestra lengua.”

Sobre la poesía social afirma lo siguiente:

“Para mi toda la poesía es social por las dos razones fundamentales siguientes: en primer término es un fenómeno que se produce en el seno de las sociedades humanas, y, en el segundo para que sea leída por los demás y esto, inevitablemente, crea un vínculo que no puede por menos ser de carácter social.”

“no me disgusta leerla—la poesía de carácter social—siempre y cuando el contenido social vaya de la mano con la poesía.”

“Antonio José Rivas ha dedicado—está dedicando—su vida a la poesía. Voluntariamente recluido en su ciudad natal de Comayagua, para escribir en medio del silencio y la paz campesina es un ejemplo serio y honesto.”   A. Morris

“En Antonio José Rivas notamos una evolución del poeta cultor de la forma y enamorado sempiterno de la imagen, hacia el poeta sobrio, penetrante, exacto y preciso al bucear en los laberintos de lo consciente y de lo que no es”. Víctor Cáceres Lara

El poeta Rivas falleció en Comayagua el 14 de abril de1995.

Contexto histórico


Se origina la guerra civil en 1924, a raíz de las disputas electorales entre el Partido Liberal y el Partido Nacional, y que provocó la intervención militar de los Estados Unidos en Honduras.

López Gutiérrez utilizo todos los medios para permanecer en el poder, forzar la ruptura del orden constitucional, y, seguido, instalar un gobierno de facto, que sería presidido por el Consejo de Ministros. Hicieron lo posible para que Carías no asumiera el poder. Las fuerzas de Carías Andino se sublevaron y desde la frontera de Nicaragua atacó al gobierno, Vicente Tosta y Gregorio Ferrerra lograron controlar la zona norte. En este caos Estados Unidos rompe relaciones con López Gutiérrez, 200 marines desembarcaron en el puerto de Amapla y llegaron a Tegucigalpa el 19 de marzo.

La crisis de los años 30 se refleja a través de la empresa bananera, con sus políticas generó huelgas por parte de los trabajadores. El gobierno logro sofocarlas.

Carías Andino renuncia al Partido Liberal y pasa a formar parte del Partido Nacional. Cuando Carías asume la presidencia, José Ángel Zúñiga Huete, su férreo opositor, ya había huido a Nicaragua para evitar las represalias.

Los intentos por deponer al régimen de Carías por medio de la vía armada fracasaron.

La United Fruit Company absorbió a la Cuyamel, ya que apoyaba firmemente a Carías y este le dio el dominio del país gracias a tantas concesiones que estele hacía.

A casi un año de gobierno el presidente Carías había impuesto un sistema represivo para sus oponentes políticos, muchos intelectuales tuvieron que emigrar, otros fueron silenciados, mientras los sindicalistas habían sido diezmados por la represión o el exilio. Roberto Sosa, en un estudio denominado “La Generación de la dictadura”, afirma que el gobierno de Carías, por medio de la formula “encierro, destierro y entierro” limitó la emisión del pensamiento, y como ejemplo señala el encarcelamiento del historiador y poeta Medardo Mejía.

Presionado por el gobierno de los Estados Unidos, el Gral. Carias permitió elecciones libres en el país. No obstante, Carías encontró maneras de usar su influencia y nominó a Juan Manuel Gálvez como candidato por el Partido Nacional.

Juan Manuel Gálvez ganó las elecciones sin oposición alguna. Durante su gobierno, Gálvez siguió la mayor parte de las políticas fiscales de la administración Carias, la reducción de la deuda externa y pagó hasta el último de los bonos británicos. Las compañías fruteras siguieron recibiendo un buen trato por parte de Gálvez. Además, Gálvez estableció algunos cambios notables en comparación a los últimos quince años. La educación recibo mayor atención, y comenzó a recibir una parte mayor del presupuesto nacional. El cambio más evidente fue en la arena política. Un considerable grado de libertad de prensa fue restaurada. Al Partido Liberal se le permitió reorganizarse, así como a otros grupos políticos. Asimismo, los trabajadores también se beneficiaron durante su gobierno.

Con la gran huelga de 1954 y la novela de Ramón Amaya Amador sobre este mismo tema, llamada Prisión Verde, comienza una etapa decisiva en las letras hondureñas, pues se solidifica una nueva literatura enfocada en la renovación del lenguaje, una cuidada elaboración metafórica y temas sociales, en los que el autor toma conciencia de lo que sucede a su alrededor y surge el proletariado como nueva clase. Gracias a esto, se destaca el compromiso que tienen los escritores para comunicar estas desigualdades sociales.

la década del cincuenta es profundamente importante por cuanto llega a tomar conciencia una nueva clase social que es el proletariado. La gran huelga de 1954 marca una etapa decisiva en la literatura nacional, pues ahí en esa gesta nacional donde se fundan las bases de una nueva literatura de vanguardia y del realismo social. Sin estudiar a fondo ese proceso no se puede medir y juzgar lo que será la literatura nacional.

En el decurso del tiempo. En esa época se configura una real modernización de la literatura hondureña, ya que el país se ha renovado en las estructuras del estado. Esta generación tendrá como síndrome el problema del compromiso social del escritor sin que se convierta tampoco en una generación militante; sin embargo, la literatura de este período propone la reivindicación de valores sociales que son difundidos e impulsados por la literatura continental.

Este movimiento comenzó después de una época de opresión política, debido a la dictadura de Tiburcio Carías Andino, quien sobre todo, apoyó a las empresas bananeras y se oponía a las huelgas contra estas, ideas que no compartían los escritores de esta generación.

El 21 de octubre se produce un Golpe de Estado a Julio Lozano Díaz y se constituye una Junta Militar de Gobierno integrada por el general Roque J. Rodríguez, coronel Héctor Caraccioli y el ingeniero Roberto Gálvez Barnes. El Gobierno Militar también se preocupo por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras. Por Decreto No. 170 del 15 de Octubre de 1957, la Junta aprobó la Ley Orgánica de la Universidad de Honduras, otorgándole así su autonomía.

Oswaldo López Arellano asumió la Jefatura de Gobierno el 3 de Octubre de 1963, dándole golpe de estado al Presidente Constitucional RAmón Villeda Morales. El Coronel López Arellano instauró su régimen de facto con él titulo de Jefe de Estado en tal condición estuvo hasta el 5 de junio de 1965 en un ambiente de indudable inestabilidad social. Fue electo Presidente de la Republica por una Asamblea Nacional Constituyente (denominada por diputados del partido Nacional), función que desempeño a partir del 6 de junio de ese mismo año.

Debido a la situación creada por la guerra en 1969, se consideró necesario resolver la cuestión de la sucesión presidencial de acuerdo con un Plan de Unidad Nacional, iniciativa propuesta a los partidos políticos por López Arellano, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada COHEP y la Confederación de Trabajadores de Honduras (CTH), proposición que fue considerada y aceptada por las dirigencias del Partido Nacional y el Partido Liberal.

El 4 de Diciembre de 1972 el Gral. López Arellano volvió nuevamente a dar un golpe de estado, esta vez al Dr. Ramón Ernesto Cruz. Honduras presenta uno de los niveles más bajos de ingresos, alto grado de desigualdad social, analfabetismo, desnutrición, alta tasa de mortalidad infantil, deficientes servicios del estado entre otros problemas que tenemos hoy en día.

El 14 de Septiembre de 1974, el huracán Fifí descargó su furia sobre Honduras, devastando extensas zonas de su territorio y ocasionando la muerte de unas 10.000 personas, especialmente en la comunidad de choloma, zona norte del país.

Por disposición del Consejo Superior asume la Jefatura de Gobierno el Gral. Melgar Castro, militar que tenía buena imagen adentro del ejercito.

La agitación social en el campo y las amenazas de represión a los dueños de las tierras iban en aumento, mientras que el régimen daba largas al asunto agrario. Numerosos campesinos fueron encarcelados por su participación en tomas o recuperaciones de tierras, a consecuencia de lo cual la Unión Nacional de Campesinos UNC, determinó organizar para el 25 de junio de ese año una marcha de hambre hacia Tegucigalpa con afiliados del Norte, Sur, Oriente y Olancho. Producto de esto sucedió la matanza de Santa Clara y los Horcones.

Otra junta militar tuvo en sus manos los destinos políticos y administrativos de nuestra República. El triunvirato tomó posesión el 7 de agosto de 1978 y fue presidido por el Jefe de las Fuerzas Armadas, el Gral. Policarpo Paz García.

Militar y hombre de negocios, Policarpo Paz García, fue escogido por los partidos políticos en el congreso, como Presidente provisional el 25 de julio de 1980.

Con su asunción presidencial el 27 de enero 1990 para un período de cuatro años, Callejas se convirtió en el primer presidente del PNH desde que en diciembre 1972 fuera derrocado en golpe de Estado (por López Arellano) Ramón Ernesto Cruz Uclés, y también en el primer candidato de la oposición en ganar unas elecciones desde 1932. Adicionalmente, el PNH se convirtió en el primer partido del Congreso al obtener 71 de sus 128 escaños.

Carlos Roberto Reina alcanzó la presidencia de la república de Honduras en noviembre de 1993 cuando derrotó en las urnas al candidato del Partido Nacional de Honduras: Oswaldo Ramos Soto. Y entregó la presidencia el 27 de enero de 1998.

Identidad en Antonio José Rivas:


En Antonio José Rivas un encontramos un enamorado de su patria, Honduras, pero no olvidaba la realidad que se respiraba día con día, y le dolida ver tanta violencia, corrupción, pobreza y decadencia que había en su país, es duro pero no se puede obviar. Rivas veneraba y creía en ese pensamiento unionista de Francisco Morazán que nunca quedará en el olvido. Era un hombre consiente que no estaba de acuerdo con las imposiciones de los gobiernos dictadores. Tenía un profundo sentir patriótico y siempre quiso exaltar el nombre de su país. En sus poemas deja huella de ese amor que es inagotable.

Obra:


Mitad de mi Silencio: La primera edición fue editada por Roberto Sosa yFrancisco Salvador. Incluía un retrato hecho por Dante Lazzaronni en la portada.

  • Tegucigalpa, D.C. 1964

Divisiones

Título # de Poemas Páginas
1era 5 poemas 7-19
2da Catorce Sonetos 12 poemas 19- 30
3era Vida y Muerte 6 poemas 33-43
4ta La frontera del Hombre 3 poemas 51-55

Por la preponderancia de metáforas e imágenes trabajadas con extremo cuidado, el uso de la palabra adquiere un sentido escultórico, de delectación en su calidad plástica. Hay una raíz de angustia que aflora cuando menos se espera. De ahí que en Mitad de mi silencio el dolor social también tenga su cuota, tal como observamos en el excelente poema “Mi patria”.

 Mi Patria

Mi patria es una rosa memorable

sorprendida en el pecho

 

Siempre que la pronuncio se descubre

que se le beso la frente.

 

Morazán la eterniza leve y alta,

pero en el mar me pesa.

 

Mi patria es una niña que aún se busca

detrás de los espejos;

 

y en la baba de un pez desamorado

se resbala su nombre.

 

No hay manera más honda de mirarla

que perdida en mis ojos

 

le oigo su lento mundo de ceniza

y paz deshabitada;

 

un alto rió irremediablemente

le moja la tristeza;

 

la sangre se le quiebra en la cintura:

mitad de la esperanza,

 

y es su cuerpo una alondra sollozada

aunque nadie lo diga.

 

Mi patria es una lágrima desnuda

que se esconde en los ojos.

 

Se diría que todas las cascadas

le han bebido la risa.

 

Yo ni siquiera puedo suspírala

porque me duele el aire.

 

La guardo con amor en estas letras:

¡quiero vivir un poco!

Análisis del poema:


El tema principal del poema es el amor y la admiración por la patria. El poeta hace uso de varias metáforas para referir el sentimiento que lo embarga y de esta manera presenta a la patria como algo sublime y a la vez como un pequeño lugar falto de ideas y pensamientos que tengan una base sólida. También recuerda a Morazán, símbolo de lucha y ansia de libertad. El poeta admite que la patria se desconoce así misma y a veces se enmarca en banalidades buscándose detrás de artificios que sólo le traen decadencia.

También la describe como un lugar donde la paz se viste de utopía y el pasar del tiempo la llena de más tristeza y la deja tirada en corrientes de miseria, y apenas, prevalece la esperanza exánime en algunas almas que se acuerdan de ella.

La describe como un horizonte bañado de lágrimas, triste, falta de bonanza y sin deseo de volver y despertar del letargo donde se halla inmersa.

Termina el poeta con un verso donde se desarraiga de toda la tristeza e impotencia que le agobia, él sólo quiere la libertad y el bien para su patria, sin embargo, sólo es en las palabras donde alcanza esa libertad y puede vivir aun a sabiendas de que la patria está olvidada en un abismo secundado por las indiferencias del pueblo.

El poema contiene dos tipos de versos: heptasílabos y endecasílabos.

Figuras literarias:

Metáfora:

  • “Mi patria es una rosa memorable”.
  • “Mi patria es una lágrima desnuda/que se esconde en los ojos.”

Personificación:

  • “Mi patria es una niña” “La sangre se le quiebra en la cintura”. Se le atribuyen características humanas a la patria.

Hipérbole:

  • “Porque me duele el aire.” Se ofrece una visión desproporcionada de la realidad al afirmar que el aire duele.

Exclamación retórica:

  • “¡Quiero vivir un poco!” Se busca dar emotividad al mensaje con ésta exclamación.

Alusión:

  • “Morazán la eterniza leve y alta.”

Arturo Alvarado: afirma que el título del libro “Mitad de mi Silencio” es un silencio en voz alta. Una paradoja.

“Pide a la palabra a través de la palabra que penetre la otra mitad del silencio, la inexpresiva y aquí cae en la paradoja del silencio ya que al decir lo que dice el silencio, éste deja de serlo.

El poeta trata de adentrarse en lo que calla la palabra para llegar a la esencia de las cosas.

     Palabra: siembra el cuerpo             Ni el alma por tan oscura

en el alma de las cosas                   peregrina del misterio,

y verás alta en tu huerto                 ni el alma por tan desnuda

ya la rosa de la rosa.                       Han de golpearte el silencio.

“Lo que no se llega a decir, pero existe en la palabra, “Un silencio en voz alta” (Morris) que pretende hacer botar, palpar todo lo que ella misma no llega a decir, la esencia de las cosas. Es aquí donde se adentra el poeta” Andrés Morris.

Al penetrar en este “silencio de la palabra” siempre trata de atrapar un fragmento de ella, al hacerlo se encuentra con que queda algo oculto, la mitad del silencio de lo que trato de captar y el proceso es sucesivo.

Alrededor de su “vuelo” la poesía de Rivas sufre transformaciones. En una de ellas se vuelve “sencillo y profundo en “Cuatro Niños”, a quienes no puede responder porque se escapa el viento. También en “Mutilaron el Naranjo del Patio”, trata de adoptar un tono elegíaco, bañado de panteísmo y de ternura por las cosas. No se halla que preferir de este poema si las maravillas formales del soneto o el contenido de humanidad que lo anima.”

Cuatro Niños

Cuatro niños hablando

—comarca de letreros

frente a mi vuelo tácito—       

quieren saber porque se escapa el viento.

 

Cuatro niños mirando

—comarca de luceros

Ciñéndome los labios—

quieren saber porque se escapa el viento.

 

Cuatro niños de blanco

—comarca de sollozos

Llorándome los labios—

quieren saber porque no les respondo.

Aquí las cosas suceden al revés. No es el poeta quien indaga, son los niños los que lo que indagan, tratando descubrir su silencio. Los niños primero interrogan al que silencioso vuela con ilusión esperan su respuesta y al no verla llegar cambian el foco de su cuestionamiento a porqué no les contesta, y así aunque el poema concluye, el cuestionamiento sigue logrando ese efecto de alteridad o sucesión infinita o profundidad. El poeta se pone desde la perspectiva del silencio.

El crítico revela una compenetración real de espíritu con las cosas y seres sublimes de la naturaleza producto de la introspección y de la observación. Menciona captaciones certeras, captaciones sutiles, concreciones exactas en la obra de Rivas. Antonio José es un poeta sobrio, penetrante exacto y preciso al bucear en los laberintos de lo consciente y de lo que no lo es.

Mutilaron el Naranjo del patio

Un viento. Una hoja muerta. De tranquila

más me duele la tarde. El patio añora…

se desangran las sombras. Es que llora

todo lo triste de la clorofila.

 

Lágrima que entretiene la pupila

para llenar la pena de la hora.

¡Y para que la luz si no hay aurora

tras la noche del hacha que aniquila!

 

Alabe en alta espera desde el viento

hasta la soledad de un astro lento

que para el cielo del jardín reposa.

 

La sensitiva tarde, en alabanza,

donde el árbol esta lloroso alcanza

a revivir su aroma… Y otra cosa.

 

Andrés Morris: Morris dice que “Silencio adquiere en la obra un sentido casi religioso y que él sabe delicado y quebradizo.”

“Ni el alma por tan oscura

peregrina del misterio,

ni el alma por tan desnuda

Han de golpearte el silencio.”

El cuerpo en movimiento constante del silencio de la palabra. Es inalcanzable, engañoso, escurridizo, solo a la poesía se confía el poeta para alcanzar ese silencio aun quizás sabiendo lo imposible de su empresa.

“Si tu rumor es pequeño

como alondra dividida,

la mitad de mi silencio

es la razón de mis rimas.”

Mientras haya silencio en la palabra (poesía), sus rimas perseguirán todo lo que calla.

Otras metáforas utilizadas para describir o representar al silencio son, “luz de puntillas” y que: “es tan inmenso y tan puro que se escucha a sí mismo”.

Hablar no es

Que hablar no es solo proferir un día

El nombre de las cosas,

Ni tallar ademanes en el aire

Ni vestir el vacío

Con abrigos de pieles invernales.

Hablar es desde herir de claridades

El sonido,

Hasta llenar de esperas

el silencio.

Hablar es

Hablar es desde herir de claridades

El sonido,

Hasta llenar de esperas

el silencio.

(El silencio es memoria y profecía).

Hablar es desnudarse en la palabra,

vivirse en la palabra iluminada,

saberse entre la luz

de cada aurora,

y querer ser la luz

y perseguida

hasta llegar al pie de la estatura

del cuerpo del amor…

Hablar es acercarse a cada instante

al rumor de las aguas inmortales.

Si la palabra es poesía, hablarla es el acto poético. Y para lograrlo dice el poeta que:

“Hay que acercar el tímpano a la tierra

para escuchar el grito de la sangre.

De la sangre uniforme y numerosa.

De la sangre

que va de la raíz a todo el árbol.

O la palabra

que se lleva lo lirios hasta el agua,”

“No asombren al lector las múltiples paradojas…Las paradojas son verdades también aunque no encimeras ni fáciles de intuir. Para que la palabra se complete con su mitad de luz y su mitad de sombra, habrá que “herir de claridades el sonido”, o “llenar de esperas al silencio” y la misma palabra tendrá que “nacer al revés del alba”.

  • “La víspera del Agua”
Divisiones Título # de Poemas Páginas
Prólogo El Mundo de “El Agua de la Víspera” 9-44
1era Tiempo y basta 32 poemas 47-82
2da Tiempo y Más 6 poemas 87-113
Esbozo Biográfico 115-117

“Este libro el autor lo dejó preparado, fue publicado tras su muerte y según afirma Arturo Alvarado su temática gira alrededor del tiempo que pasa, de la muerte y de la inanidad de la vida. Tiempo y más trae los mismos problemas del tiempo y de la muerte, pero con una confianza atenuadora en la creación artística. El título resulta de la frase de un verso del tercer soneto de “Los responsos del tiempo”. El agua de la Víspera es el libro de un poeta que ha vivido y que nos habla de la vida, de la muerte de su situación en el mundo y de la creación artística.”

“Ay de nosotros si la realidad no fuese contradictoria; no habría ninguna esperanza.”—este es el epígrafe que inaugura el libro. Y se basa en las ideas de Heráclito que hondo calan en la poesía de Rivas.

“Panta rei

Kaioudenmenei

Todo fluye todo cambia, nada permanece.”

 

“Es un poeta neobarroco y sabemos que en este movimiento tiene mucha importancia el tiempo que pasa y la muerte…(Recordemos que la paradoja es una figura lógica que puebla toda producción literaria barroca y que, al mismo tiempo hiperboliza una situación).

El fluir temporal, ya lo hemos dicho, obsesiona al poeta porque Antonio José Rivas no es un poeta de espacio, es un poeta de tiempo: lo podemos verificar en el título de algunos sonetos: “La Memoria”, “El olvido”, “Esperanza”, “El instante”(dos sonetos), “Los responso de tiempo”(tres sonetos).

 

2

 Un instante se ha ido; otro ha llegado.

Entre los dos, no hay más; nada ha ocurrido:

Salvo que cuando un ave vuela el nido

Guarda el perfil de la que se ha escapado.

 

El presente me tiene confundido

¿Nacen de él, el futuro y el pasado?

Me luce que es un sueño imaginado

Para salvar que vamos al olvido.

 

¿Será el pasado el tiempo verdadero?

Puso el dolor en mi dolor, primero,

Luego me dio la mueca del espanto,

 

Al hacerme vivir lo ya vivido…

Deja la duda de si soy o he sido

Y la certeza convertida en llanto.

Algo de existencialismo en los siguientes versos.

“ yo nunca atino

a distinguir las cosas por su orden.

Espero, cuando más, que se desborden

Para ver donde quedo.”

Otro constante es la duda como instrumento de búsqueda en la palabra.

Y lo único que consta luce y arde

Es que yo estoy aquí y estoy dudando.”

 

La muerte se vuelve un factor constante presente, en todo el libro y usando diferentes trajes:

Aparece como la sombra, el olvido, la nada. El cambio de instante, el vacío,

 

Por el mismo costado

Ahonda el dolor espadas,

perpetuando el vacío

De la rosa que muere primero,

o inmolando en el aire

la paloma final del caserío.”

 

 

Los espejos que son instrumentos que reflejan la realidad.

“El espejo del fondo

Que, a diario,

Duro, duro golpe

Golpéame en el rostro,

es la forma de luz de la consciencia.

 

El espejo del fondo

Que, a diario,

Duro, duro golpe

Golpéame en el rostro,

es la forma de luz de la consciencia.”

  • “El interior de la sangre”

El Interior de la Sangre aparece firmado por Hugo Dalercio en vez de Antonio José Rivas. Probablemente fue preparado para algún concurso.

“La obra es el resultado un viaje interior” “una incursión en el fondo del alma del poeta” “Este libro revela un mundo psicológico de: la soledad, la pena, el tiempo que pasa y la muerte.” (Arturo Alvarado).

“Ando escrita en los ojos

La noción del desvelo

En la casa de enfrente:

Interior de mi sangre,

Duerme un rumor unido

De cuatro corazones

Que hoy adoré más tiempo

Que otros días

Sin noche.”

“Nadie conoce el sitio donde el aire nos besa

La primera memoria

Nadie donde la sangre dilata el territorio

De las dulces palabras;(…)

Ni donde, acaso, el número

—flor y única tristeza delo puro—

Llenábamos de estrellas la mirada

Por la primera vez de una sonrisa.”

“La llamo toda y no la denomino,

Ni la toca la llama

No la olvida.”

Presencia de la muerte al igual que en “El Agua de la Víspera”

 

“Fue—comprendo—una anfibia

Palabra: un pozo. —un solo

Pozo que fue llenando

De arcángeles el agua con un niño muriéndose

Hacia abajo….

 

Y el hoyo

­—cabizbajo—

Búscame el cuerpo, como

Yo mi alma, en la sombra…

Valoración:


Un hombre sin duda muy culto e intelectual, que logra, por medio de sus poemas, imágenes preciosas. Es sin duda uno de los poetas hondureños más importantes e impresionantes del siglo XX. Recibió premios no solo en Honduras gracias a su poesía, pero no dejo de ser ese hombre humilde (así lo describen los que tuvieron la oportunidad de compartir con Él).

Su creación poética, admirable, no será olvidada y las nuevas generaciones no podrán pasar por alto la belleza seductora de sus versos. Basta leerlo para convertirse en amante de su obra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s