Marcos Carías Reyes

11910943_721877761273451_377591284_n

Biografía


Narrador, ensayista, periodista y diplomático hondureño, nació en Tegucigalpa en 1905 y fallecido en su ciudad natal en 1949. Miembro destacado de la denominada Generación del 35, está considerado como el mejor representante de la novela criollista en las Letras hondureñas del siglo XX.

 Trayectoria profesional


En 1925 se inició como cuentista en el semanario Tegucigalpa.

Ocupó numerosos cargos, entre ellos secretario de la delegación de Honduras en Guatemala (1925),

Presidente de la Federación de Estudiantes de Honduras (1929),

Secretario de la Misión Especial de Honduras en Nicaragua (1933)

Fue ministro de educación y secretario privado del presidente, en tiempos del doctor Tiburcio Carías Andino.

Como diplomático ocupó el cargo de secretario en la embajada hondureña en París.

Fue el redactor de los diarios Sufragio Libre, en 1923.

También perteneció a la Academia Hondureña de la lengua.

Según el crítico puertorriqueño, Ramón Luis Acevedo, Carias es el principal exponente de la novela criollista en Honduras.

Obras


Novela:

  •  La memoria y sus consecuencias. Tegucigalpa 1977
  • ”La heredad” (1934).
  • “Trópico” (póstuma) (1971).

Cuento:


  • ”Germinal” (1936).
  • ”Cuentos de lobo” (1941).
  • ”Cuentos completos” (1996).

 Ensayo:


  • ”Juan Ramón Molina” (1943).
  • ”Consideraciones sobre aspectos sociales de Honduras. La paz nacional” (1945).
  • ”Hombres de pensamiento” (1947).

Crónica:


  • ”Prosas fugases” (1938).
  • ”Crónicas frívolas” (1939).[1]

Publicaciones


Sus obras representaron la avanzada de una generación de literatos que incursionaron con éxito en la política hondureña.

La Heredad y Los cuentos de lobos se distinguen entre sus grandes producciones y aun cuando no se conocieron más que en su tiempo, sus poemas entre épicos y románticos reflejaron la fortaleza y delicadez de su espíritu.

Miembro destacado de la denominada Generación del 35, está considerado como el mejor representante de la novela criollista en las Letras hondureñas del siglo XX.

Contexto histórico


Desempeñó un papel destacado en la vida política y cultural de su nación, donde, además de opinar constantemente sobre la realidad contemporánea en los diarios y revistas en los que era colaborador habitual, ejerció durante algún tiempo como secretario privado del dictador Tiburcio Carías Andino. El mandato gubernamental de este político y militar se prolongó desde 1933 hasta 1948, por lo que el grupo de escritores que publicaron sus obras durante este período entre ellos, el propio Marcos Carías fue conocido también con el nombre de Generación de la Dictadura.

Carías Reyes fue un prosista excepcional, que cultivó con singular acierto tanto la narrativa breve como la novela extensa, además de otros géneros prosísticos ajenos a la ficción, como el ensayo, la biografía y -como ya se ha indicado más arriba- la crónica y el artículo periodístico.

Autor de vocación precoz, se dio a conocer como escritor a los diecinueve años de edad, cuando dio a la imprenta una ópera prima que, publicada bajo el título de La heredad (Tegucigalpa: Tipografía Nacional, 1934), fue saludada por la crítica como una de las piezas fundamentales de la narrativa hondureña contemporánea. Posteriormente, Carías Reyes escribió otra novela que habría de confirmarle como una de las grandes figuras de la prosa hispanoamericana del siglo XX. Se trata de la novela Trópicos (Tegucigalpa: Universidad Nacional Autónoma, 1971), que, aunque concluida en 1948, no vio la luz hasta comienzos de los años setenta, pues se había quedado inédita debido al prematuro fallecimiento de su autor (que perdió la vida cuando sólo contaba cuarenta y cuatro años de edad).

Época de la dictadura


Es un sistema autoritario no democrático caracterizado por el ejercicio del poder de una forma sin límites y sin control. El régimen político del estado se encuentra en una sola persona que toma las decisiones.

La dictadura que se implementó en Honduras en 1936 a 1949, tiene sus orígenes con la llegada constitucional de Tiburcio Carias en 1933 para ejercer de forma absoluta dentro de estos régimen encontramos la iglesia, las organizaciones empresariales la función ideológica aunque la clase social que se hace del poder y sus aliados no tengan función para dominar y controlar la sociedad.

Escritor perteneciente a la Generación del 35


Son Escritores sumergidos en la realidad, Llamados también Generación de la Dictadura, estos escritores hondureños plasmaron en sus obras una literatura colorista con tintes criollos y vanguardistas que en algunos casos se volvió una herramienta crítica.

Sus escritos sortearon una época convulsa y sobreviven en el tiempo. Cada verso, cada narración, cada estilo novelesco de sus autores describieron de una manera colorista y estereotipada al campesinado hondureño, casi como personaje central de sus trabajos literarios. A estos hombres y mujeres, una generación narrativa que logró escarbar en la realidad hondureña, se les conoce como la Generación del 35, Generación de la Dictadura.

El nacimiento de este grupo de escritores nacionales se produjo alrededor de la revista Tegucigalpa, dirigida por Alejandro Castro, y en la segunda parte por su hijo Alejandro Castro. Este grupo de cuentistas, narradores, ensayistas y poetas, entre los que encontramos a Marcos Carías Reyes, Alejandro Castro, Jacobo Cárcamo, Clementina Suárez, Daniel Laínez, Claudio Barrera, Argentina Díaz Lozano y Óscar Castañeda Batres, entre otros, crecieron y se desarrollaron bajo la sombra frondosa de la dictadura de Tiburcio Carías Andino (1933-1949), aliado defensor de las compañías bananeras que en todo momento puso a su disposición una burocracia estatal y un ejército obediente y sumiso a sus dictados.

La obra de los escritores de la Generación del 35 está marcada por un contexto político económico que seguía estrategias del capitalismo monopolista extranjero, que explotó a miles de obreros en los campos bananeros de la costa norte hondureña. Aquí un recorrido por su vida y su aporte a la literatura hondureña.

Cuando Marcos Carías Reyes pública. Consideraciones sobre aspectos históricos y sociales de Honduras. El mismo autor señala esta carencia de estudios y reflexiones sobre el proceso histórico-social de conformación.

Marcos Carías Reyes: una interpretación de la guerra civil


Consideraciones sobre aspectos históricos y sociales de Honduras. El mismo autor señala esta carencia de estudios y reflexiones sobre el proceso histórico-social de conformación de la sociedad hondureña: “aparte de algunos ensayos encomiables, realizados por personas estudiosas, el campo de nuestra Historia está casi virgen; y virgen está el de la Filosofía de nuestra Historia y el de nuestra Sociología. Para Marcos Carías Reyes, el problema central que enfrenta Honduras como sociedad es la guerra civil: “bruscamente salta ante nuestra atención un hecho repetido con desconcertante frecuencia: la guerra civil”.

Para este autor, la Guerra es el dato histórico-social sobresaliente; el “suceso primario, constante y que obligatoriamente llama la atención del que revisa o estudia la historia patria, es la Guerra civil. Guerra civil produciéndose con exactitud cronométrica en fechas casi inmediatas. La Guerra civil está presente en Honduras desde la constitución como Estado independiente en 1821. Desde esta fecha, expresa Carías Reyes, “el plomo abrió surcos en la tierra centroamericana” provocando que esta región se convirtiera en un “Estado fraccionado, ocupado por una misma nación”

La conquista produce un proceso de mestizaje racial y cultural que no es sino la situación del encuentro y conflicto de culturas y de razas. Es decir, para Carías Reyes la sociedad colonial se funda en el conflicto, y éste marcará el devenir del pueblo y de la sociedad hondureña. De ahí que el otro factor importante para comprender la inestabilidad hondureña.

La conclusión de este autor es que la guerra civil ha sido la expresión “lógica y periódica fenómeno mortal de un estado social de atraso en todos los órdenes de la actividad humana: el político, el científico, el industrial, el económico, el artístico. El hondureño debe educarse en el uso de las libertades que sus leyes le otorgan y en el ejercicio de las funciones del gobierno. Desechar el culto del libertinaje, la pasión de la demagogia, el desprecio por la labor manual, el desconocimiento del trabajo intelectual y de la misión educativa. El gobierno de la nación debe ser para hombres preparados, y el pueblo ha de saber escogerlos entre aquellos que sean altruistas, capacitados, probos y dinámicos”.[2]

 Análisis de la obra:


  • Estilo de la obra: Es sencillo y tradicional
  • Lenguaje literario: limpio y correcto
  • Los personajes se enriquecen con complejos rasgos que resaltan la humanidad.
  • Novela criollista: Selecciona como personaje representativo a grupos populares excluidos de la consideración pública, a los sectores más castigados por la modernización, como representantes de una idiosincrasia nacional.
  • La Heredad se ubica en el campo en la propiedad de un terrateniente que con esfuerzo hace producir la tierra.

La producción criollista es concebida a veces como una novela social de denuncia o como elemento constitutivo de un nacionalismo cultural.

La heredad se presenta ante el lector como una obra clara y directa, de lectura lineal, donde los personajes, más que trasuntos de seres humanos de carne y huesos, son arquetipos o modelos ideales de las respectivas fuerzas que cada uno de ellos encarna. En su pretendida y lograda sencillez, esta novela tampoco plantea rupturas temporales ni violentas desviaciones de la acción principal, y hace gala de un lenguaje literario limpio.

La heredad de Carías se plantea desde el principio el conflicto entre civilización o barbarie, y se ofrece un lúcido análisis de las causas que han provocado que ésta última sea una de las señas de identidad de la mayor parte de las naciones hispanoamericanas, al menos durante sus respectivas fases de consolidación como estados independientes.

 Don Salvador Andino, uno de los dos protagonistas de La heredad, es un latifundista de mentalidad abierta, al que sus trabajadores quieren y respetan; en su amplia heredad, constituida por cuatro haciendas, ha creado una especie de feudo capaz de autoabastecerse, en el que él ejerce como autoridad paternal y benevolente, capaz de mantener la prosperidad propia y de sus subordinados merced a su constante atención a los avances de las técnicas y la maquinaria agrícolas. Juan García, encarna sin titubeos los dudosos valores de la barbarie, a la que se suma con agrado -y de forma un tanto maniquea, en lo que atañe a la responsabilidad directa del autor en la construcción del personaje- cuando se deja ganar para la causa revolucionaria.

La novela termina con estas palabras:

Honduras sólo es tierra, tierra,… tierra, mas vendrá el brazo incansable a limpiar esa tierra de malezas, a cortar las ortigas, a humedecerle las entrañas, a regar las simientes. El pueblo — gleba triste— dará la nueva raza: dinámica, libre y feliz.

 Identidad panorámica de la literatura hondureña


En nuestro país, la literatura de esta época, se desarrolla siguiendo el curso del criollismo con escritores que impulsaron el realismo criollista, resaltando la realidad del país como ser los valores y las costumbres de la vida nacional vividas en la época sin olvidar el realismo social e histórico, como ser la de Marcos Carias la Heredad que describen la realidad den la época.

Representa la Visión un tanto ingenua e idealista de la realidad hondureña, a una interpretación mucho más crítica y compleja de las circunstancias actuales de su nación, en la que el enfrentamiento entre el legado cultural y la brutalidad del medio natural, sino en seres humanos atrapados en medio de las complejas circunstancias que les rodean.

Identidad del autor en la obra


Una visión crítica de la realidad hondureña “La heredad” (1934), de Marco Carías Reyes, es una novela-ensayo que se centra en la preocupación por el progreso de Honduras. “En esta obra, la civilización y la barbarie aparecen con nombres propios”. En un escenario donde el caudillismo y sus consecuencias todavía rondaban el ya entrado siglo XX. Esta obra plantea la vocación agrícola de un país donde el progreso debe comenzar en el campo, sin embargo, ningún proyecto civilizador se desarrollará mientras predomine el imperio de la barbarie, “por lo tanto, hay que derrotar la barbarie aun haciendo uso de sus mismas armas.

 Valoración personal


 Marcos Carias Reyes es un ciudadano hondureño que desempeñó un papel destacado en la vida política y cultural que como autor escribía y manifestaba lo que estaba pasando en el país al ser testigo y vivirlo en carne propia ya que tenía un vínculo con el presidente que implemento la dictadura y decide expresarse a través de sus cuentos y novelas como un medio de denuncia política y social.

Con esta acción el reflexiona y demuestra su postura en sus publicaciones de lo que está sucediendo en el país y se le llega aconsiderarse como un excelente prosista este autor buscaba expresar la realidad.

Al estudiar una de sus obras titulada la Heredad el rencuentra el pensamiento y la ideología del nacionalismo del partido y su líder y en esta obra busca presentar la identidad en el mundo rural, expone la realidad, me parece el autor que expresa su molestia el no poder hacer nada en sus obras y el no poder hacer nada y ayudar a los más afectados.

Me gustó mucho conocer acerca de este autor que perteneció a los escritores sumergidos en la Dictadura una época de mandato la cual era prohibida la libre expresión.

Bibliografía:

[1]http://josegonzalezparedes.blogspot.com/www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=carias-reyes-marcos

[2] Sierra Fonseca Rolando S17 Honduras como interpretación /– 1a. ed.– Tegucigalpa: PNUD, 2003.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s