Álvaro Contreras

11909732_721877741273453_1569068857_n

Biografía


Nació en la localidad del Mineral de Cedros, Francisco Morazán, en 1839. A los diez y seis años obtuvo en la Universidad de Tegucigalpa el grado de Bachiller en Filosofía.

Dio a conocer sus felices aptitudes para el cultivo de las letras, colaborando con el periódico liberal, fundado por el Licenciado Céleo Arias. Tuvo a su cargo por algún tiempo la redacción del periódico oficial de Honduras.

Estando en el poder el General José María Medina, Contreras realizó una campaña en contra del General. Medina entonces lo expulso del país.

Contreras se dirigió a minerales del Llamabal, donde organizó, con el general José Trinidad Cabañas quien lo nombro su secretario; organizaron el movimiento contra Dueñas, pero fracasado el intento ya que las fuerzas del gobierno del General González derrotaron a los revolucionarios y Cabañas y Contreras se embarcaron en un buque de guerra inglés y se vio obligado a refugiarse en Panamá.

En 1865 se hallaba en Costa Rica y allí estuvo escribiendo en “La Gaceta Oficial”, primero bajo el gobierno del Doctor Castro, y en “La Estrella de Irazú”, bajo la administración del señor Jiménez. Este periódico fue suprimido y Contreras fundó en su lugar “El Debate” de poca duración.

En 1870 tomó parte en la revolución que derrocó al señor Jiménez, y luego fue uno de los diputados a la Convención reunida por el Presidente Carranza, ante el cual presentó un proyecto de Constitución. La Asamblea fue disuelta por don Tomás Guardia, y Contreras tuvo que salir de Costa Rica.

En 1872 figuró como diputado por Chalatenango en la Asamblea Constituyente.

En 1875 fundó un nuevo periódico al que tituló “La América Central”, porque era su objeto trabajar por la reconstrucción de la patria, se manifestó como un ferviente unionista admirador del General Francisco Morazán.

En 1876, caída la administración de Valle que Contreras había defendido, se dirigió a León en donde fundó “La Libertad”. Atacaba en este periódico tan rudo a los gobiernos de Centro América, que el Presidente don Pedro Joaquín Chamorro dijo a Contreras: “O guarda Ud silencio o se marcha del país” Contreras hizo lo último, y se dirigió a Panamá, en donde escribió en varios periódicos, en defensa del Perú y Bolivia.

Muerte


Volvió a El Salvador y fue bien recibido por el presidente, Doctor don Rafael Landívar.

Contreras había llegado enfermo a aquel país y allí espiró e 9 de octubre de 1882. [1]

Familia


En Costa Rica conoció a Manuela Cañas, con quien se casaría en San José y de dicho matrimonio nacieran Julia y Rafaela Contreras Cañas el 21 de mayo de 1869. Tuvieron dos hijas Julia y Rafaela Contreras Cañas.

Julia Contreras Cañas, se casó joven con Ricardo Trigueros, hijo del prominente banquero salvadoreño Manuel Trigueros.

Rafaela Contreras Cañas con diecinueve años fue actriz, en 1888 era profesora de geografía y calistenia en el Colegio Normal de Señoritas de San Salvador, misma ciudad donde contrajo matrimonio con el americanista Rubén Darío, el 21 de junio de 1890 Rafaela fallecería en El Salvador el 26 de enero de 1893, contando con 23 años de edad.

Contexto Histórico


Surgimiento del estado hondureño (1838-1899)

Primera constitución

General, José Trinidad Cabañas

Para Honduras, el período de la federación había sido desastroso. Las rivalidades locales y las disputas ideológicas habían producido el caos político y perturbado la economía. Los británicos se habían aprovechado de la situación caótica de restablecer su control sobre las Islas de la Bahía. Como resultado, Honduras no perdió tiempo en formalmente separarse de la federación, una vez que se sintió libre de hacerlo.

Honduras declaró su Independencia de Centro América el 15 de septiembre de 1838. En enero de 1839, se adoptó formalmente la primera constitución del país. El general Francisco Ferrera se convirtió en el primer presidente (1841 – 42) del país luego de que este, se presentara como candidato único. Este periodo fue seguido por un segundo periodo (1842-44). Al término de su mandato entregó el mando a Coronado Chávez (1845-47).

Una vez finalizado el periodo de Chávez, El Gral. Ferrera quiso regresar al poder pero no encontró apoyo y en su lugar el congreso nombró al conservador, Juan Lindo. Durante la presidencia de Lindo, se adoptó en 1848 una nueva constitución. Lindo hizo un esfuerzo por promover la educación, y mejorar la situación administrativa del país.

En 1852, Juan Lindo entregó el poder al liberal José Trinidad Cabañas (1852-55). Tres años más tarde, el gobierno guatemalteco de Rafel Carrera invadió Honduras y expulsó a Cabañas, instalando en su lugar el líder conservador, José Santos Guardiola.

Intervención extranjera


La lucha entre liberales y conservadores centroamericanos, fue puesta temporalmente a un lado debido a la aparición del filibustero estadounidense, William Walker en 1855. En 1856 Walker se auto nombró presidente de Nicaragua. Ante esta situación, los ejércitos de los países centroamericanos formaron una alianza y obligaron al filibustero abandonar Nicaragua en 1857, regresando este a Estados Unidos.

En 1859 los británicos acordaron un tratado que reconocía la soberanía de Honduras sobre ‘La Mosquitia’ e islas de la Bahía. Algunos de los colonos británicos en la zona se opusieron a esta transferencia y solicitaron ayuda a William Walker. Éste pensó que sería bien recibido por los liberales de Honduras, quienes trataban de derrocar al presidente José Santos Guardiola.

Doctor, Marco Aurelio Soto


En 1860, Walker desembarcó en las costas de Honduras, pero allí encontró poco apoyo de parte de los hondureños y de los británicos. Walker se entregó a los británicos, quienes de inmediato lo entregaron a las autoridades hondureñas. Unos días más tarde (1860), Walker fue fusilado en Trujillo. El regreso de las Islas de la Bahía y la muerte de Walker pusieron fin a la amenaza inmediata a la integridad territorial de Centro América y Honduras.

Por todo el resto del siglo Honduras fue gobernada por presidentes impuestos por Guatemala, El Salvador y Nicaragua. El General José María Medina se desempeñó como presidente varias veces durante ese período, pero una intervención de Guatemala en 1876 lo sacó del poder junto a sus partidarios. En su lugar llegó el Doctor Marco Aurelio Soto quien gobernó con el apoyo del presidente Justo Rufino Barrios. Soto implementó en Honduras la Reforma Liberal, a través de la cual desarrolló la economía y convirtió al país en una sociedad moderna.

Sin embargo en 1883, el Doctor Soto también cayó en desgracia con Barrios y se vio obligado a dimitir. Su sucesor, el general Luis Bográn, sobrevivió en el cargo hasta 1891 cuando el Gral. Ponciano Leiva (quien gobernó brevemente en tres ocasiones 1873-76) volvió al poder en unas elecciones manipuladas. A pesar de ser un liberal, Leiva intentó gobernar como un dictador absoluto. Leiva disolvió el Partido Liberal de Honduras ( PLH) y deportó a sus dirigentes.3 12

El resultado de esto fue una nueva ronda de conflictos en la cual, el reconstituido Partido Liberal finalmente salió victorioso. El PLH fue dirigido por Policarpo Bonilla, con el apoyo del dictador liberal de Nicaragua, José Santos Zelaya.

Cuando Bonilla asumió el poder en 1894, este comenzó a implementar cierto grado de orden en la escena de la política hondureña. Otra constitución fue promulgada en 1895, y Bonilla fue elegido para un mandato de cuatro años. La administración de Bonilla modernizó los códigos civiles, mejoró las comunicaciones, e hizo un esfuerzo por resolver la alargada disputa fronteriza con Nicaragua. Bonilla también se aseguró que el Gral. Terencio Sierra lo reemplazara al final de su mandato en 1899.[2]

 

Artículos, escritos y obras


  • Discurso en honor al General Francisco Morazán

Elegía lirica al Héroe y Mártir de la Unión Centroamericana, causó sensación en los medios literarios de Centro América, por la profundidad de sus ideas y el extraordinario trazado sobre la vida y obra del General Morazán.

“Es el sol que se alza en el oriente de nuestra existencia como nacionalidad emancipada.

Desde su aurora hasta su ocaso, no es posible verle con el ojo sereno de la indiferencia.

Él no puede menos que causar deslumbramientos.

En unos el éxtasis profundo de la admiración.

En otros la insania de la cólera desesperada por su impotencia.”[3]

En este discurso Álvaro contreras hace uso de un lenguaje muy culto pero al mismo tiempo utiliza recursos literarios como ser la personificación, hipérboles, metáforas, exclamaciones, exaltaciones, etc. con lo cual enriquece de manera poética el discurso y lo llena de una belleza que al leerlo eleva el pensamiento a imágenes realmente majestuosas de quien fue el General Morazán.

  • ¿Debe enseñar el estado?
  • Carta a Don Félix de Icaza
  • Un gran desastre y un gran duelo

Sus artículos fueron reproducidos con aplausos en la América del Sur, y altamente elogiados por la intelectualidad iberoamericana, por su claridad y contenido doctrinario.

El Dr. Ramón Rosa dice que él fue: “tribuno y periodista, el más fecundo de la América Central”

Álvaro Contreras, ilustre hijo de Honduras, fue un combatiente de recia cultura y de elevada concepción filosófica.

Premio Álvaro Contreras


El Premio Álvaro Contreras, es un premio hondureño que es otorgado a escritores, políticos, periodistas nacionales e internacionales. El Premio fue establecido mediante Decreto No. 341 y emitido por el soberano Congreso Nacional de Honduras.

Decreto del Congreso


El Congreso Nacional de Honduras decretó el 18 de febrero de 1926 que:

Artículo 1o. Facultar al Poder Ejecutivo para que haga imprimir por cuenta del Estado la obra científica, política y literaria del eminente orador centroamericano, don Álvaro Contreras.,

Artículo 2o. La obra publicada en número de tres mil ejemplares, corresponderá al Estado para su distribución en los centros docentes del país.

Artículo 3o. La persona que haga la compilación será gratificada con un mil pesos plata, que erogará la Tesorería General de Instrucción

Fue firmado por, entre otros, Miguel Paz Barahona.

Premiados


  • Manuel Gamero
  • Miriam Mercado (2003)
  • Ninfa Arias (2006)
  • Rossana Guevara (2008)
  • Francisco Mejía (2009)
  • Jorge Talavera Sosa (2010)
  • Edgardo Alonso Melgar Mejía (2011)
  • Nahúm Valladares y Valladares (2012)
  • Jonathan Roussel Toledo (2013)
  • Marlen Perdomo4 (2014).[4]

 Valoración Personal


Sin duda alguna Álvaro Contreras es un autor que influyo de manera sobresaliente en el acontecer político y social no solo en Honduras si no en cada uno de los países en los que residió y supo desenvolverse de la mejor manera a través de la prensa escrita, defendiendo así como Morazán a la patria, ya que fue uno de sus más adeptos seguidores en cuanto a pensamiento y defensa.

[1] Rómulo E. Durón, Honduras Literaria Tomo I

[2] Medardo Mejía, Historia de Honduras, Tomo IV

[3] José Francisco Martínez, Literatura Hondureña y su Proceso Generacional.

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81lvaro_Contreras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s